La cotización del oro

Este fenómeno de alza progresiva de la cotización del oro se debe sobre todo a un aumento de la demanda mundial a la que no pueden hacer frente las explotaciones que van cerrando poco a poco. En efecto, la producción de oro requiere tiempo (unos 10 años) antes de extraer el precioso mineral. Por lo tanto, la producción comenzó seriamente a disminuir en 2001, fecha en la que se constató que las existencias naturales de oro comenzaban a enrarecerse seriamente. El miedo de la penuria y la demanda cada vez más importante contribuyeron a una fuerte apreciación de este metal precioso.

 

¿Por qué la cotización del oro no deja de aumentar?

En 2004, los bancos firman un acuerdo cuyo objetivo radica en controlar las ventas de las reservas de oro de los bancos centrales. En efecto, el oro pasa a ser muy interesante ya que continúa apreciándose, incluso cuando los tipos reales están en su punto más bajo. 

 

Demanda en progresión

Pero la demanda sigue progresando inexorablemente, en particular, en lo que se refiere a la orfebrería, con un alza del 300% en veinte años. La explicación debe buscarse en el alza del poder adquisitivo de los principales países emergentes, que por esta razón consumen cada vez más metales preciosos.

 

Liberación del comercio del oro en China

Más recientemente, la liberalización del comercio del oro en China, que hasta entonces estaba muy reglamentada, ha provocado una nueva alza de la demanda. El oro se convierte entonces en un valor refugio y cada vez más inversores compran grandes cantidades con la esperanza de realizar beneficios a largo plazo. En efecto, puesto que la cotización del oro no depende del contexto económico o político, sus fluctuaciones son más previsibles que las de las demás carteras bursátiles.

 

Vinculado con el dólar americano

No obstante, observamos que el oro sigue estando históricamente muy vinculado al Dólar americano y que cada vez que este último se desploma, el oro aprovecha para apreciarse, ya que los inversores que olvidan la divisa en circulación americana lo hacen a menudo en favor de un valor más seguro que representa el oro.

 

Crisis económica

Estos fenómenos, así como la inflación debida a la crisis económica mundial explican la importancia actual de la cotización del oro en los mercados mundiales. La cotización del metal amarillo no tiene pinta de bajar, sino al contrario,  se espera una nueva alza súbita de los precios próximamente. El oro conserva pues su estatuto de valor refugio y atrae cada vez a más operadores que carecen de seguridad.

*Los CFD son un producto dificil de entender, la CNMV considera que no es adecuado para inversores minoristas debido a su complejidad y riesgo