¿Hay que operar el oro a largo plazo?

Hoy existen diferentes medios para invertir uno mismo en el oro, ya se trate de comprar oro físico o de especular con la cotización del preciado metal dorado en directo de los mercados mediante contratos como los CFD. El oro es un valor especialmente volátil que permite una fuerte rentabilidad a corto y medio plazo. Pero ¿es igualmente interesante operarlo a largo plazo? Es lo que le proponemos descubrir aquí detalladamente con algunas explicaciones y consejos.

 

Ventajas de operar el oro a largo plazo

Como sin duda ya sabe, el oro está considerado como un valor refugio en el mundo de la inversión. Esto significa que tiene tendencia a conservar su precio, o incluso aumentar su valor, cuando los otros mercados financieros tienen dificultades. Fue el caso en concreto durante el principio de la crisis económica de 2008, cuando los precios de la onza de oro se dispararon considerablemente.

En este sentido, invertir dinero en el oro a largo plazo es una buena forma de asegurar sus inversiones y minimizar los riesgos. Sin embargo, es preferible comprar oro en el momento adecuado si su horizonte de inversión es superior a unos años, es decir, comprarlo cuando su cotización es relativamente baja, como es el caso ahora mismo.

Para operar el oro a largo plazo es más práctico comprar oro físico, ya sea en línea o desde un banco o un distribuidor, teniendo en cuenta siempre los gastos de almacenamiento y conservación de su oro. Sigue siendo posible tomar una posición larga para el mercado del oro con los CFD, pero en este caso es mejor no suscribir un efecto de palanca.

 

Cómo establecer una buena estrategia de inversión a largo plazo para el oro

Operar con el oro a largo plazo es una buena forma de preservar una parte de su capital de las fluctuaciones financieras, pero es posible que esta inversión no sea realmente muy rentable y que los beneficios que obtenga no cumplan sus expectativas.

En este sentido es mejor utilizar estas inversiones a largo plazo como una cobertura de las inversiones a más corto plazo. Al ser el oro un valor especialmente volátil, es muy rentable operarlo a corto y medio plazo utilizando, por ejemplo, los CFD o las opciones binarias, que le permiten obtener beneficios importantes en algunos días o semanas, o incluso en algunas horas.

Además de una inversión en el oro físico, puede especular también más a corto plazo con las variaciones de la cotización del oro para embolsarse inmediatamente los beneficios. Los CFD, como las opciones binarias, tienen la ventaja de permitirle operar tanto al alza como a la baja de la cotización del oro. De esta forma, incluso cuando el precio de la onza del oro evoluciona a la baja, puede ganar dinero.

Al asociar una estrategia a largo plazo con una estrategia a corto plazo tendrá todas las posibilidades de ganar mucho dinero gracias al oro.

*Los CFD son un producto dificil de entender, la CNMV considera que no es adecuado para inversores minoristas debido a su complejidad y riesgo